×

Mensaje de estado

Locating you...

LA CIUDAD HISTÓRICA

panorámica desde el monte de San Pedro

La privilegiada situación geográfica de nuestra ciudad la ha convertido en la protagonista de múltiples batallas a lo largo de la historia.

Nuestro origen celta, situado aproximadamente alrededor del año 700 a.C. (Edad del Hierro), nos convierte en “héroes” (significado original de la palabra celta). Algunos de estos asentamientos celtas, estructurados en poblados fortificados conocidos como castros, perduraron hasta el siglo V d.C., constituyendo ya el periodo galaico-romano ya que los celtas gallegos fuimos conquistados por los romanos en los siglos II y I a.C.

Torre de Hércules

Torre de Hércules
En la época prerromana y romana A Coruña era el final de una vía y uno de los puertos fundamentales en la ruta del estaño, así como zona de llegada de personajes históricos tales como Julio César con sus tropas romanas. Este fue uno de los motivos fundamentales que llevaron a la construcción del faro llamado Torre de Hércules. Aunque otros historiadores atribuyen que fue Breogán, fundador de Brigantia (A Coruña), quien mandó construir una gran torre que bautizó como Tor Breoghán y que la vinculan con el origen de la Torre de Hércules.

la ciudad histórica

En la edad media y en la renacentista, la ciudad herculina fue dominada por los suevos y los visigodos, así como también por los vikingos. Como ejemplo en el año 844 las tropas castellano aragonesas y gallegas mandadas por el rey don Ramiro I libraron batalla contra los invasores vikingos normandos consiguiendo su huida de la ciudad y el hundimiento de hasta setenta navíos. Los continuos ataques durante estos años llevaron a los habitantes coruñeses a trasladarse al área de Betanzos por ser una zona más protegida, hasta que en el año 1208 el rey Alfonso IX refundó la ciudad y la reconstruyó para ser libre de vasallaje.

Maqueta de la Batalla de Elviña expuesta en el museo Militar de A Coruña

Ya en la Edad Moderna, en el siglo XVII la enemistad existente entre Felipe II y la reina Isabel I de Inglaterra desencadenó a varias importantes batallas. Así, la Armada Invencible partía hacia el Canal de la Mancha el 21 de de julio de 1588 del puerto de A Coruña.

María Pita

Un año más tarde, en 1589, se protagonizó una de las batallas más importantes de nuestra ciudad. La reina de Inglaterra envió una imponente escuadra de 120 naves y 20.000 hombres al mando del almirante Francis Drake a asaltar a nuestra ciudad, pero lo que no se esperaban es que, una vez que consiguieron abrir una brecha en la muralla y comenzaron la conquista de la ciudad vieja, nuestra heroína local María Pita diera muerte al alférez que lideraba esta conquista provocando el comienzo de la derrota de la famosa contraarmada y su huida en búsqueda de refugio con sus naves al puerto de Lisboa.

Monumento a María Pita

Ya en la Edad Contemporánea nuestra ciudad experimentó un notable aumento demográfico en la primera mitad del siglo XIX, duplicando prácticamente el número de habitantes, llegando a ser unos 20.000 ciudadanos.

Durante la invasión napoleónica A Coruña fue una de las ciudades que presentaron resistencia a la ocupación francesa desde el principio. En enero de 1809, en medio de la Guerra de Independencia Española, Inglaterra reconoce a Fernando VII como rey de España y promete prestar apoyo militar a España contra la ocupación francesa. Así, en A Coruña se libraron varias contiendas siendo la más conocida la que enfrentó a los ejércitos francés e inglés en Elviña, localidad adyacente a A Coruña. Al mando del ejército inglés se hallaba el General Sir John Moore cuyo objetivo era el embarque de sus tropas en la flota anclada en el puerto de A Coruña para así poder regresar a Inglaterra. Con la finalidad de proteger dicho embarque tomaron posiciones en Elviña. Al frente de las tropas francesas estaba el Mariscal Soult, cuyo objetivo era impedir el embarque inglés y tomar la ciudad de A Coruña. Se libraron varias escaramuzas y en una de ellas Sir John Moore fue herido de muerte y posteriormente enterrado en los Jardines de San Carlos, donde aún se puede visitar su tumba. Aún así sus hombres consiguen burlar al ejército francés y embarcar abandonando a la ciudad a su suerte, ya que los franceses toman la ciudad prácticamente sin resistencia y tardarían nueve meses en abandonarla para perseguir al Marqués de la Estrella y a sus hombres. Las bajas causadas por la milicia y la guerrilla gallega evitaron que el Mariscal Soult volviese a tomar la ciudad, hecho que obligó a abandonar Galicia con una merma considerable (casi del 50%) de sus tropas.

Tumba del General Sir John Moore en los Jardines de San Carlos

En el año 1823 los franceses en medio de la Guerra Absolutista sitiaron A Coruña y la atacaron durante veinte días. La ciudad se defendió y soportó el ataque hasta que sucumbió obligando a los sitiados a capitular.

A Coruña, fiel a su espíritu liberal, proclamó su apoyo a la causa Isabelina al estallar en el año 1833 la primera de las Guerras Carlistas de España. La ciudad llegó a ser cercada en varias ocasiones por las tropas del Infante Don Carlos pero nunca a ser ocupada. Una vez terminado el conflicto la reina Isabel II gratificó a la ciudad concediéndole la categoría de capital de provincia en el año 1849.

Nuestra Ciudad Vieja tiene muchos rincones que no debes perderte, sus calles, plazas, edificios históricos, pasado militar....