×

Mensaje de estado

Locating you...

Una de Nirvana

Imagen de Dhamma Medicine

Una de Nirvana

“Apagado” Ese vendría siendo el significado de una palabra que, además de encontrar en portadas de discos y en artículos musicales, hallamos en casi todo lo relacionado con la espiritualidad y la contemplación.

Esa palabra, Nirvana, procede del sánscrito; una lengua india que dejó vocabulario importante para religiones que, como en las mejores familias, lo interpretan de maneras diferentes. En el budismo, lograr el Nirvana suponía un estado de liberación del sufrimiento, despegarse de los males de la existencia. No estaría mal ¿Verdad? Así quedan saldadas todas las deudas adquiridas con el famoso karma, que a tant@s les ha jugado malas pasadas.

Y en el caso del hinduismo, es la unión con el uno absoluto, simbolizando la unión del alma con la divinidad.

Pues ese es el día que se celebra hoy, el día del Nirvana, que casualmente coincide con el día en el que Buda consiguió llegar al Nirvana, o Nirvana Final.

¿Cómo alcanzar el Nirvana? Pues en el siguiente vídeo habrá quien piense que Kurt Cobain se acerca, porque algo huele a espíritu de un adolescente, pero lo cierto es que lo que algunos de los cánones marcan es lo siguiente:

• Realiza actividades físicas y aliméntate bien para llevar una vida saludable

• Medita frecuentemente para estar en paz y en armonía.

• Desarrolla el desapego a lo que limite tu plenitud y el bienestar, como al yo y a otras personas.

• Mejora tu relación con los demás, tratándolos compasivamente y de manera empática.

• Haz que tu mente evolucione para ser más paciente y recibir la adversidad como algo normal.

• Ten conciencia de lo que haces, lo que sientes y lo que piensas.

Verdaderamente no suena nada mal y quién sabe si los seguiríamos si hubiéramos nacido en otro país, en un momento diferente al actual. Una cosa sí es cierta y es que lo más importante es ser feliz sin hacer daño, vivir la vida de uno mismo sin compararla con los demás y ser un buen/a amigo/a.

Por eso comparto contigo alguna de las joyas que han inspirado a millones de personas en los siglos que llevan existiendo estas religiones. Serán sólo cinco y si quieres después me dices qué te parecen.

1.No es más rico quien más tiene, sino el que menos necesita.

2.El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor.

3.Para entender todo, es necesario olvidar todo.

4.Nos convertiremos justo en lo que pensamos.

5.Tú te mereces cariño y afecto.

Esas cinco frases creo que son suficientes para darnos cuenta de que las personas queremos, deseamos las mismas cosas cuando nos alejamos de los intereses personales, económicos y políticos que nos malean con demasiada frecuencia.

¿Sabes en qué pienso ahora mismo? ¡En que nos merecemos más, nos merecemos a alguien como nosotr@s mism@s! Pero ¿Y si vivir con nosotros mismos no nos hiciera felices? Entonces es posible que haya algo que se deba cambiar para alcanzar algo más que el Nirvana.

De este tema habría mucho que hablar, pero hoy nos quedamos con un fragmento de “Siddhartha” de Hermann Hesse, que dice: “No obstante, el mundo mismo, lo que existe a nuestro alrededor y en nuestro propio interior, nunca es unilateral. Jamás un hombre o un hecho es del todo samsara o del todo nirvana, nunca un ser es completamente santo o pecador. Nos parece que es así porque nos hacemos la ilusión de que el tiempo es algo real. Y el tiempo no es real”.

Por eso pasa… ¡Feliz día!

Envía un mensaje a graciasgrupocoruna@gmail.com si quieres enviar una consulta, sugerencia, o comentario acerca de lo que te ha gustado más de este artículo.