×

Mensaje de estado

Locating you...

Sabías que - La higiene del cachorro

Sabías que - La higiene del cachorro

La primera experiencia del cachorro con su rutina de aseo debe ser lo más placentera posible para él. Como ese primer recuerdo le será difícil de olvidar, te ofrezco algunos consejos para que su " debut" con el agua, el secador y el cepillo sea todo un éxito.

La llegada del cachorro a casa es un momento de felicidad para toda la familia, pero para una tenencia responsable su educación es imprescindible y como parte fundamental de ella está que acepte y disfrute de las rutinas higiénicas, que además son necesarias para su salud.

CUANTO ANTES MEJOR.

Es frecuente que muchos propietarios tiendan a esperar a que el cachorro se vaya haciendo mayor para iniciar el primer contacto con peines, champú y secadores. Sin embargo, suelen dar mejores resultados no dilatar este momento, exactamente igual que desde el primer día en que llega a casa se le va enseñando dónde realizar sus necesidades o donde está el cuenco de su comida. Por ello, cuanto antes comiencen " las primeras aproximaciones" al aseo mejor; eso si, con ternura, paciencia y regularidad. Además, supone un momento crucial para crear vínculos, ya que el tiempo que se le dedica a mantenerle limpio o cepillado es muy importante para fortalecer la relación entre el perro y la familia.

LOS BÁSICOS.

Dependiendo del tipo de cachorro( duro, ya un poquito largo, liso, rizado...) es conveniente tener algunos artículos de higiene preparados, que deberán conservarse siempre escrupulosamente limpios.

Los más adecuados para el pelo " largo" son una carda suave o un cepillo de púas blandas, mejor especiales para cachorros, que les mantienen el pelo en orden y sin suciedad, al tiempo que no les irritan la piel. Por su parte, una dedicada gamuza es adecuada para los que tengan el pelo corto. Las toallitas húmedas o una esponja humedecida con agua templada son útiles para mantener limpios los genitales, el morritos o algunas partes del cuerpo del cachorro que este sucia, mientras se espera a que haya concluido el periodo de vacunación y el veterinario de " luz verde" para su primer baño.

Como parte de su ajuar, debemos tener una o dos toallas exclusivamente para su uso, un champú y acondicionador, si es necesario, específicos para cachorros y adecuados a su pelo y piel. El Peluquer@ canino o el veterinario os aconsejarán a elegir el óptimo.

MANEJO DEL CACHORRO: SUAVIDAD, AFECTO Y TESÓN.

Para asegurarnos que en el futuro el aseo sea una tarea agradable y fácil, es conveniente que el pequeño se vaya acostumbrando a dejarse manejar sin " oponer" resistencia. Para ello es aconsejable que le enseñemos a tumbarse de lado, sobre su costado, o apoyando sobre su espalda, también a que se le pase la mano por todas las partes de su cuerpo y a dejarse tocar las almohadillas para que todo lo perciba como algo positivo, como una fuente de mimos. Por eso, ! No hay que escatimar mimos y halagos!

Estos gestos deben realizarse en sesiones muy cortas ( de 3 a 5 minutos máximo), pero ! Casi a diario!

Y siempre respetando sus horarios de descanso. Los cachorros aprenden muy rápido, así que la clave es la perseverancia de su amo.

Como todas las semanas ya sabéis, si necesitáis más información podéis consultarme en mi página de facebook o en nuestro grupo de facebook Animal City.

Julia de la Rosa.