×

Mensaje de estado

Locating you...

Cómo solucionar un pinchazo

Rueda de moto

Cómo solucionar un pinchazo

Hoy tocaremos un poco el tema de mecánica ya que también es algo imprescindible. Como hemos hablado en otras ocasiones, tener la moto siempre a punto y bien cuidada es muy importante. Pero aunque tengas las revisiones hechas al día y la moto en buen estado, siempre surgen imprevistos muy comunes como un pinchazo.

Lo primero que te recomendamos para no sufrir este tipo de imprevistos, es que antes de coger tu moto revises el estado de las ruedas. Mira que no tenga nada clavado como pequeños cristales, astillas, clavos etc, de ser así llévala a tu taller, te la arreglarán en muy poco tiempo. Unas ruedas que no estén muy gastadas, que tengan la presión adecuada y que sean las especificadas por el fabricante o más, tendrán menos posibilidades de sufrir un pinchazo.

Pero si sufres un pinchazo en un viaje, debes de saber que hay diferentes soluciones para diferentes tipos de neumáticos. Existen neumáticos con cámara y neumáticos sin cámara (los llamados Tubeless).

Neumáticos con cámara:
Si sufrís un pinchazo y las ruedas de tu moto tienen cámara puede pasar que el pinchazo lo haya producido un objeto pequeño y no hayas rodado mucho (por ejemplo una punta) de manera que la cámara no se haya desgarrado y este caso un “Spray Reparapinchazos” te puede servir para sellar el agujero y darle aire (con un bombín ó una bombona de aire comprimido) y así poder continuar; eso sí, has de poner una cámara nueva lo antes posible. Si eres de “los de antes” puedes desmontar la rueda en la cuneta poner un parche o una cámara nueva y continuar como si nada hubiese pasado. Si no tendrás que llamar a una grúa.

Neumáticos sin cámara:
Los neumáticos Tubeless tienen la gran ventaja de que cuando pinchan (no cuando se cortan) el objeto que se ha clavado tambien sirve para tapar el agujero producido haciendo que el aire se escape muy lentamente, de esta manera si somos conscientes del problema podemos seguir rodando, con precaución y parando con frecuencia, para reponer la presión hasta que lleguemos a un taller o una estación de servicio donde nos lo pueden reparar.

Hay un reparapinchazos especial para estos casos. Si el pinchazo no es grave podréis recurrir a él. Si es grave, la única solución es llevar la moto a un taller.

Hoy en día casi todos los seguros tienen asistencia en viaje, ahora solo toca rezar para no sufrir ningún pinchazo. Hasta la semana que viene.