×

Mensaje de estado

Locating you...

¿Qué tiene esta bola…

bola de cristal

¿Qué tiene esta bola…

Pues que además de que si te sientas enfrente es como un cine, nos mola por todo lo que nos hacía y hace sentir.

“Ya llega, ya está aquí…” Y es que aunque faltan dos semanas no he podido esperar. Recuerdo cuando me acomodaba, un poco antes de la hora de emisión, en un rincón del salón. Estaba sentado en el suelo, con el lateral de uno de los sofás como respaldo y veía desde allí, sin moverme, las dos horas de programa y de publicidad de la época. 

Pues sí, dentro de dieciséis días se cumplen 36 añazos del estreno de esa esfera de vidrio que, si la hubiéramos usado para lo propio, la adivinación, posiblemente no vaticinaría una actualidad tan ligada a pantallas del teléfono o de televisión, a gadgets innecesarios, o a la perturbadora desinformación. ¡Enhorabuena Bruja Avería! ¡Viva el mal, viva el capital!

Ya lo decía ella: “Reostatos, reóforos y filamentos, las crisis son alucinantes, tendré más dinero que antes…”.

No es que seamos mentecátodos o gilivatios; tampoco vamos totalmente de culombio, aunque a veces lo parezca. Lo cierto es que en ocasiones sientes que eres un electroduende y que nadie te comprende.

¿Lo recuerdas? Un programa que deseábamos volver a ver cada semana, que nos llenaba por dentro y por fuera. En sólo cinco temporadas en cuatro años nos impactaban con la música, el conocimiento y la creatividad que nos marcaba como a esas aves perdidas y únicas, que no se sabe hasta dónde volarán con un anillo en la pata, deseando llegar a un lugar donde al observar tu evolución, se reconozca lo alto y lejos que has conseguido volar.

En esa cita con lo no corriente en la que se hablaba de la corriente, nos susurraban a gritos frases para que pensáramos, aunque sólo fuera un poquito: “Y tú, ¿qué vas a ser de mayor?”, “¡Si no quieres ser como ellos, lee!”, “No destruyas la ciudad, no es tu enemigo” o “¡Primero pensar y luego actuar!”. Y bien ¿Qué te parecen?

LA PANDILLA

Otra gran oración era: “Yo solo no puedo, con amigos sí”. De ese modo, había una serie que se emitía durante el programa que le daba significado a esta frase. Esa serie era: “La pandilla”.

Formada por más de 200 cortometrajes tanto mudos como con sonido, retrataba a un grupo de niños de una manera muy realista. ¡Cuántas habrá liado Alfalfa, o solucionado Spanky… siempre en pandilla! 

¿Crees que en aquella época los niños eran más felices? ¿Tenían más valores? Una cosa está clara y es que los niños han de ser niños y no adultos pequeños. Decía Stacia Tauscher que “Nos preocupamos por lo que un niño será mañana, pero se nos olvida que ya es alguien hoy”. Frase que me lleva a otra de Pablo Picasso: “Todos los niños nacen artistas. El problema es cómo seguir siendo artistas al crecer”.  

LA FAMILIA MONSTER

Que no la “Familia Adams”, aunque tienen muchas cosas en común. No salgo de mis circuitos… Fíjate lo curioso de ellas, que además de la temática y el estilo de sus personajes, ambas se crearon en 1964 y terminaron en 1966, eclipsadas por series como Batman. Ahora viven juntos en el Hotel Transilvania, pero eso ya me importa un Vatio.

Ya en la actualidad, si no quieres estar hasta los baudios, si tus hertzios no dan más de sí y por momentos no estás en tus canales, evita a todos los pelabaudios y soplavatios con nuestro panem et circenses particular: Pensar en los buenos momentos que vivimos de niños y, si de pronto la aspiradora se revela y te aspira un pie, échale coraje e intenta un placaje o te hace puré.

Así terminamos por hoy. Pero antes de que te vayas a dar un Voltio, permite que comparta otro de los consejos de esa esfera que llenó de magia nuestra mente: “¡Desenseña a desaprender cómo se deshacen las cosas!” 

Si algo de este artículo te ha gustado, quieres enviar una consulta, sugerencia o comentario, envía tu mensaje a: graciasgrupocoruna@gmail.com