×

Mensaje de estado

Locating you...

La Virgen del Pilar dice…

juegos de palabras

La Virgen del Pilar dice…

…que no quiere ser francesa ¡Anda, ni yo! Prefiero llevar patatas y ser española. Ya puestos, incluso paisana. Eso me lleva a recordar algo curioso de una tasca en una ciudad costera, que linda con el Atlántico y el Cantábrico, donde a la tortilla paisana le dicen tortilla “con caralladas” ¡Manda huevos!

Hoy es un día festivo, que no significa que sea un día de fiesta, un día de escaparse por el mundo… Mira por ejemplo en Madrid, que ni con un cinco les dejan salir de casa. Y por menos de tres seises te hacen volver. ¡Cuidadín que no es un juego!

Vamos a ver… en el reino de los ciegos el tuerto es el rey ¿Y en el reino de las aves? Pues la reina de las aves es… ya sabes. Pero hay una que tiene mucho morro aunque está de acuerdo con todo, más aún cuando tira porque le toca. Pero esta vez la OK está triste, ya que de puente a puente no tira ni de coña y si tira, en vez de la corriente, se la llevan las fuerzas del orden por saltarse el confinamiento. ¡Pobre Oco, que va a ver las estrellas solo!

¡Cuánto tenemos que aguantar y cuánto que sufrir! Todo por no hacer trampas.

“Más se cansa quien mira que quien juega” ¿Te gustan los juegos de cartas? ¿Cuál es tu favorito?

Más de una vez te habrás sentado a “echar” una partida de cartas. De pequeñ@ con alguien de la familia, en el colegio o en el instituto para pasar el rato, incluso con alguna aplicación descargada en el teléfono móvil. ¡Cuánto se aprende! No sólo se van conociendo diferentes juegos, también se puede aprender cómo es la vida y cómo reaccionar ante lo que la diosa fortuna te va poniendo en la mesa mientras las Moiras, viendo tu partida, van tejiendo los hilos de tu presente y que darán forma a tu futuro. ¡Como les dé por fastidiar, son capaces de hacernos un jersey, pero de los que pican!

Y es que ya lo decía Coco Chanel: “La simplicidad es el punto principal de la elegancia”

Se tienden a maquillar deseos y cariños con una amplia gama de colores para coincidir con lo que las otras personas llevan esa temporada, en vez de permanecer enteros, llenos de nuestro color, llenos de nuestra luz que atraiga a los girasoles, dichosos por sentir la vida; sentir su sol, sostenido. Una nota buena, una buena nota.

A Albert Einstein también le gustaba la simplicidad, pero no lo simple. Posiblemente él, la hamburguesa, la preferiría completa.

Y como hoy hay tiempo para descansar, para ser feliz, incluso para llorar por un amor imposible, qué le vamos a hacer… Os voy a regalar tres cosas simples que al menos os darán satisfacción comiendo:

1. Chocolate en la salsa de tomate, en vez del azúcar.

2. Croquetas de cocido, rebozadas en harina de garbanzo. Ñam, ñam.

3. Jägermeister en una base de arroz de verduras. No voy a decir interesante porque es una no-palabra. Así que seré más específico: Vas a conseguir darle a ese arroz un sabor fresco y un punto herbal que te va a hacer disfrutar de una manera diferente a la que estabas acostumbrad@.

Pues con eso y un bizcocho hasta mañana a las ocho, porque toca volver a la fiesta del trabajo. Y como vale más maña que fuerza, gracias igualmente por todo, Piliña. ¡Y buen servicio a tod@s!

Si algo de este artículo te ha gustado, quieres enviar una consulta, sugerencia o comentario, envía tu mensaje a: graciasgrupocoruna@gmail.com